Han pasado 26 días desde que Inti Sotelo y Brian Pintado murieron en las protestas contra la asunción al poder de Manuel Merino. 26 días y hasta ahora las investigaciones no han determinado a los responsables de ambas muertes. Se acusó a la policía y el juicio fue social, más no judicial.