Foto: Boca Juniors

El árbitro Esteban Ostojich dio por finalizado el Boca Juniors vs. Atlético Mineiro y comenzaron los problemas en el Estadio Mineirao. Hubo enfrentamientos en los pasillos del recinto. Tras ello, los jugadores del ‘Xeneize’, incluido el peruano Carlos Zambrano, tuvieron que ir a la comisaría para pronunciarse sobre lo sucedido.

Un día después de la trifulca, se dio a conocer el reporte policial. El documento es contundente y acusa al defensa peruano de “escupir a policías” durante la pelea. Asimismo, el boletín también comprometió a otros elementos del cuadro que dirige Miguel Ángel Russo.

“Después de consultar las imágenes, fueron identificados siete autores de crímenes, entre jugadores y representantes de la delegación de Boca Juniors, siendo todos conducidos a presentarse a la autoridad de la Policía Judicial”, es parte del texto de dicho reporte.