El exjefe del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), Benedicto Jiménez, señaló que la muerte del cabecilla genocida Abimael Guzmán abre dos posibilidades: la elección de su sucesor y la realización de un segundo congreso de Sendero Luminoso.

“Con su muerte se facilitan las cosas para llevar un segundo congreso. Antes no podían hacerlo porque él estaba preso. Entonces, el camino queda expedito en ese sentido y ahora elegirán un Comité Central y a su sucesor. Él ha estado haciendo su testamento político para su sucesión”, dijo a Correo.

PUEDES VER | Bellido sobre eventual cremación de Abimael Guzmán: “Eso es probablemente una decisión del presidente”

En esa línea, sostuvo que el Estado peruano no tiene injerencia sobre el destino de los restos del cabecilla de Sendero Luminoso. Sin embargo, considera que “deberían arrojar el cuerpo al mar”.

Por otro lado, señaló que cree que en el Gobierno hay simpatizantes del senderismo y cuestionó la permanencia del ministro de Trabajo.

“Sendero llegó al poder. Hay evidencias palpables. Está probado. Iber Maraví ha participado en destacamentos, ¿por qué lo mantienen? (…) Es un gabinete filosenderista y que tengan acceso a Inteligencia es peligroso para la seguridad del Estado”, detalló.

PUEDES VER | Chirinos revela que Bellido le envió carta notarial para que se rectifique de denuncia de agresión verbal