El expremier Ántero Flores Aráoz sostuvo que, si Manuel Manuel hubiese estado en la presidencia, no estaríamos viviendo esta crisis política. Recordemos que Merino renunció a su cargo como dignatario, luego de violentas manifestaciones en contra de la vacancia constitucional de Martín Vizcarra, que acabó con dos jóvenes fallecidos.

Manuel (Merino) es un hombre correcto y buena persona, y ama a su país”, señaló en ‘Vida y Milagros’.

Agregó que, si el candidato Pedro Castillo (Perú Libre) llegase a la presidencia, solo quedaría “santiguarse”.

Al comentar sobre las violentas marchas de noviembre del año pasado, Flores-Aráoz indicó que su principal soporte fue su esposa Ana María.

Señaló, asimismo, que “le importa un comino” los insultos que pudo recibir en ese momento.

“Se me quedó grabado un insulto: viejo lesbiano. Viejo sí, pero lesbiano no puedo ser”, bromeó el también expresidente del Congreso.