Alexéi Navalny fue detenido en aeropuerto de Moscú tras su retorno a Rusia

142
"Aquí estoy en casa. No tengo miedo (...) ya que sé que tengo razón y que los casos contra mí están completamente montados. No tengo miedo de nada y los llamo a no temer nada", mencionó Navalny a su llegada y a pocos minutos antes de su detención.| Foto: CNN
Por medio de un comunicado, los servicios penitenciarios rusos (FSIN), informaron sobre la detención de Navalny, detallando que este “continuará detenido hasta la decisión del tribunal” sobre su caso.

La policía  detuvo al opositor ruso Alexéi Navalny tras su regreso a Rusia desde Alemania, país en el que estuvo varios meses luego de un presunto envenenamiento el cual le atribuye a los servicios especiales rusos (FSB), según señala por orden directa del mandatario Vladimir Putin.

Por medio de un comunicado, los servicios penitenciarios rusos (FSIN), informaron sobre la detención de Navalny, detallando que este “continuará detenido hasta la decisión del tribunal” sobre su caso.

Anteriormente, los servicios penitenciarios habrían alertado que se efectuaría la detención contra Navalny cuando llegue a Rusia, refiriendo que este incumplió las condiciones de la condena del año 2014, en el que se le obliga a presentarse al menos dos veces por semana ante ellos.

Cabe mencionar que Alexéi Navalny, conocido por ser la principal figura de la oposición rusa cayó repentinamente en coma en agosto del año pasado, cuando retornaba de un viaje a Siberia. En un primer momento fue hospitalizado en Omsk, pero más adelante fue trasladado a un centro de salud en Berlín.

La teoría en la que se afirma que habría sido envenenado fue ratificada por tres laboratorios europeos, apuntando a un agente nervioso del tipo Novichol el causante de la condición de Navalny, conclusión adoptada además por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

Frente a esto, la capital rusa rechazó la mencionada objeción, acusando a los servicios secretos occidentales y a la higiene que Navalny adoptaba en su vida diaria.

“Aquí estoy en casa. No tengo miedo (…) ya que sé que tengo razón y que los casos contra mí están completamente montados. No tengo miedo de nada y los llamo a no temer nada”, mencionó Navalny a su llegada y a pocos minutos antes de su detención.

Fuente: AFP