El conductor de ‘La hora caviar’, Aldo Mariategui, comentó que “la noticia del día fue la confesión escrita, porque es una carta además, de Dionisio Romero Paoletti de haber entregado aportes para la campaña de Keiko Fujimori, contra Ollanta Humala, por temor al chavismo, de más de 3 millones de dólares, y que en el 2016 también hubo otro aporte para ella y para PPK”.

“El problema es que este dinero no estuvo bancarizado, el aporte era muy grande. Y Keiko no dijo haber recibido este dinero porque le habían pedido confidencialidad”, añadió Mariátegui.

El periodista refirió que esto se conoce justo cuando han citado a varios empresarios, para declarar ante la fiscalía. “Otra empresa peruana, una de las más grandes, metida en estos problemas, justo en la semana en que se ha citado para declarar ante el fiscal Pérez a una serie de magnates peruanos, de grandes empresarios”.

“¿Por qué lo ha dicho Dionisio Romero, qué presión tuvo? Lo ignoramos. ¿Es una estrategia, decidió decir la verdad para no comprometerse más? Delito no es, no hay lavado de activos, la fuente es lícita, es el Banco de Crédito. Tú le das la plata a quien te dé la gana. En esa época no estaba la cosa tan delimitada, era un aporte irregular, era una falta para el Jurado Nacional de Elecciones”, agregó el periodista en el programa de Willax Televisión.

Mariátegui señaló que “igual se va a armar un escándalo, van a hablar los ‘rojos’, y le va a hacer mucho daño a Keiko Fujimori que tiene atracado su tema en el TC. Primero soltaron lo del sobrino de Yoshiyama y ahora sale esto; casualidades no hay”.

“Keiko recién ha tenido reflejos políticos y lanzado una carta internacional diciendo que es una presa política, porque ella no ha sido funcionaria pública y lo que ha recibido de dinero es un aporte ilegal, no es lavado de activos y si está presa es porque es Keiko Fujimori. Está declaración la complica tremendamente”, concluyó Aldo Mariátegui.