Román Cendoya: “Susana Villarán no debería estar en prisión preventiva, sino ante un proceso en firme”

460

Periodista español opina que “lo que se está haciendo es destruir la República Constitucional que tenemos. No hay lucha contra la corrupción, es lucha contra la oposición”

El periodista y analista político español Román Cendoya consideró, durante una entrevista en ‘Rey con Barba y Tudela’, que en el Ministerio Público no hay fiscales profesionales. “Cuando se tiene se tiene fiscales profesionales llevas a la sala delitos, pero cuando tienes fiscales políticos llevas supuestos. Y cuando tienes una prensa mermelera, como en el Perú, es fácil que se crea que se vive inmerso en una organización criminal. Acá hay que disentir como se utiliza la justicia para proteger a los ‘caviares’. Hasta se pretende sustituir la labor del Congreso por la Fiscalía”.

“En España está tipificado lo que es una organización criminal. Aquí se ha constituido un concepto para eliminar al rival político. En España también hay prisión preventiva, pero es por poco tiempo. Aquí, por ejemplo, Susana Villarán no debería estar en prisión preventiva, sino ante un proceso en firme, porque ha reconocido que pidió y recibió dinero”, señaló Cendoya en el programa de Willax Televisión.

Cendoya agregó que la gente no es tonta para creer todas estas cosas, pero que al parecer los periodistas sí. Y es que el español sostiene que lo que hace Gustavo Gorriti, a través del IDL es poner en riesgo el sistema jurídico. “Hay que mencionar un hecho gravísimo. Gorriti ahora se jacta de ser quien acabo con Lava Jato y quien destapó Lava Jueces, porque eso se po por sus escuchas, por sus audios. Lo que está haciendo es poner en riesgo el sistema jurídico del Perú. Dice que defiende los derechos humanos, pero es sectario. Defiende los derechos de los que le conviene, como Toledo, los demás no; los demás no somos humanos, somos animalitos. Lo que se está haciendo es destruir la República Constitucional que tenemos; no hay lucha contra la corrupción, es lucha contra la oposición”.

“Los caviares son capaces de crear un proceso judicial, pero son incapaces de ver un contrato que está sobre la mesa y decir aquí hay corrupción. Han protegido a Susana Villarán. El desequilibrio es tan grande, que hacen lo que sea para mantener la ficción. La enfermedad del caviarismo, debe ser una enfermedad de transmisión sexual”, agregó Cendoya.