Phillip Butters: “Alan García estuvo preocupado por mi salud”

558

Durante dos semanas, Phillip Butters tuvo que dejar todas sus actividades. Una emergencia médica lo llevó a estar postrado en la unidad de cuidados intensivos de una clínica. Según su propio testimonio, vio la muerte por tercera vez.

“He estado dos semanas internado, en cuidados intensivos y han pasado cosas tristes y extrañas en el Perú. He tratado de estar informado de todo lo que ha sucedido. Quien estuvo preocupado por mi salud, a pesar de la decisión que había tomado hacia unos meses, fue Alan García Pérez”, contó el polémico periodista en el set de ‘Combutters’, el programa de opinión y análisis que conduce cada noche por Willax Televisión.

Phillip señaló durante el programa que “Alan García cuando decide lo que decide y actúa lo que actúa, llama a su señora y se despide de ella y se dispara con la mano izquierda y un crucifijo en la mano derecha. El juicio de los hombre lo hacen los hombre, el juicio de DIOS solo lo puede hacer DIOS y Alan García ya está en manos de DIOS”.

Luego se refirió a quién lo reemplazó durante una semana. En ese momento, la emoción le ganó y su voz se entrecortó. “Yo de chiquillo he aprendido mucho de mi amigo César Campos; lo admiro y respeto muchísimo. La deuda que tengo con César es impagable. No solo su ejemplo, su amistad, su generosidad siempre conmigo, siendo él quien es y siendo yo quien soy. Asumo que algún día a sus hijos se lo podré pagar. Él estuvo aquí y ha preguntado por mí todos los días. Y el día que enterraban a Alan García, Cuqui Chessman, su señora, preguntaba por mí”.

“Uno no debe juzgar a la gente y si lo haces, juzga con la misma vara que serás medido. Que dejen de rezar con el crucifijo, que dejen de pedirle a Cipriani que los confiese, que baustice a sus hijos, es hipocresía pura. Que no se jacten de ser lo que no son”, concluyó Butters.