Excontralor Edgar Alarcón: “Me botaron por hacer mi trabajo y no aceptar las presiones”

289

Dice que lo amenazaron con correo electrónico que decía ‘Chinchero si va carajo’.

El excontralor Edgar Alarcón, que hace más de un año presentara un informe de auditoría que paró la construcción del aeropuerto de Chinchero, al encontrar observaciones en el contrato y la adenda posterior, llego a los estudios de Willax Televisión para contar su verdad. “A mí me botaron de la Contraloría General de la República por hacer mi trabajo y no aceptar las presiones. Hubo presiones del entonces Primer Ministro Fernando Zavala, del Ministro de Economía Alfredo Thorne para que el informe de auditoría del aeropuerto de Chinchero salga favorable”.

Al excontralor se le acusa, entre otras cosas, de haber grabado las reuniones que sostuvo con ministros de Estado, cosa que él siempre ha negado. “La primera reunión fue en la oficina del ministro Thorne, porque necesitábamos más recursos para fiscalizar y hacer auditorías. En ese momento necesitábamos 14 millones de soles. Durante la conversación el Ministro me dice que ya estaba aprobado el 50 % de lo que pedimos y que solo faltaba su firma y que requeria mi promesa para que se avance Chinchero. Recuerdo que me dijo ‘todo depende de ti’. Yo no grabe esa reunión ni ninguna otra”.

“Todo esto sucedió en el interín de la firma de la adenda de Chinchero. Es ahí que me llama el expremier Zavala a una reunión. Estaba como he dicho el ministro Thorne, Vizcarra también estaba, él era quien explicaba que los hallazgos del informe de la Contraloría no eran correctos. Yo les pedí que esa documentación la hagan llegar al equipo que hizo la auditoria antes que se presente el informe”, dijo Alarcón en ‘Combutters’.

“Luego hubo otra reunión, en la sede de la Contraloría. Me reuní con Thorne, Vizcarrra y Fiorella Mollnelli, que era quien firmó la adenda. Nuevamente se conversó que el informe estaba por salir, que la Contraloría estaba equivocada. Qerían que intervenga para que se cambie el informe. Ninguna reunión fue grabada por mí, ninguna. Yo considero que hubo un lobby en el caso de Chinchero. Había mucha preocupación de los técnicos, de Fiorella Molinelli, mucho nerviosismo de Zavala”, agregó el excontralor.

Alarcón cuenta además que antes de realizarse estas reuniones fue víctima de amenazas. “Recibí un correo electrónico amenazándome, lleno de palabras soeces, decía que cuide lo que más quería, que cuide a mi familia. Recuerdo que empezaba diciendo ‘Chinchero si va carajo’. Hice la denuncia al Ministrerio del Interior. Actualmente tengo cinco procesos judiciales abiertos junto a mi familia que espero que se resuelvan”.

“Me sacaron, quisieron hacer conmigo como una muestra de lo que pasa si te metes con los grupos de poder en el Perú”, añadió Edgar Alarcón.