“En ‘El otro Sendero’ se planteó una alternativa ideológica para salir de la pobreza”

202

A 27 años de la captura de Abimael Guzmán, líder del grupo terrorista Sendero Luminoso, el economista Hernando De Soto recordó, en exclusiva junto a ‘Primer Plano’, el atentado contra el Instituto Libertad y Democracia que dirigiera. Desde allí aportó estrategias que ayudaron a combatir las acciones terroristas. “La bomba que nos tira Sendero Luminoso, fue dos veces más potente que la de Tarata. Nos atacaban a nosotros porque en el libro ‘El otro Sendero’ dábamos una alternativa ideológica para salir de la pobreza”.

“Al principio en los pueblos, en las comunidades, había simpatía por Sendero, porque se presentaban como defensores de los pobres. Pero cuando empezaron a colectivizar la tierra, a crear granjas colectivas, los pueblos se oponen porque ya habían parcelado sus tierras y eran agentes de propiedad privados. Sendero los empieza a matar y en un año matan a 14 mil comuneros”, explica De Soto frente a las cámaras del noticiero de Willax Televisión.

El economista contó que “como no funcionó la colectivización, Sendero empezó a cobrar cupos a los cocaleros y a los traqueteros que llevaban la droga a Colombia. Se elabora un plan para organizar a las rondas campesinas y se consigue el apoyo de George Bush, presidente de Estados Unidos. Se arma a 120 mil ronderos con carabinas y se llega a tener un ejército de 150 mil hombres, obligando a Sendero a abandonar el campo para ir a las ciudades, donde era más fácil capturar a Abimael Guzmán”

“Cuando Lima le da la espalda a los que protestan, llamándolos sucios, ilegales, aparecen Antauro, Sendero. Actualmente todo lo que está ocurriendo, puede crear el embrión de una nueva guerra”, agregó De Soto.